Los Años Maravillosos

Día “semi” libre terminando mi profunda investigación sobre lo mentalmente inestables que son/fueron algunas personas/comunidades en EUA, en muchas ocasiones gracias a la libertad de portar armas (desde masacres en escuelas hasta suicidios en masa por cultos/sectas pasando por la era hippie en busca de amor y encontrando asesinatos como los de Sharon Tate y LaBianca), llegué al punto de mirar hacia atrás y buscar algo más agradable para ver que no sea un documental con análisis detallado. ¿Por qué no ver la historia un poco disfrazada con humor pero aún siendo realista y contándola desde una perspectiva personal? Quería algo más suave, más amigable, pero sin perder la noción de ver algo basado en hechos reales.

Fue así como recordé la serie Los Años Maravillosos (The Wonder Years en su título original). Y mi mente se fue a mi infancia.

Recordé cómo era algo muy especial sentarnos mis papás, mi hermana y yo a ver ésta serie. Mis papas nunca me controlaron totalmente ver la tele, pero procuraban que viera algo substancial (no churrillos como El Chavo del Ocho, Chabelo, Chespirito, Anabel o Papá Soltero, los cuales no dudo de su intelecto ni juzgo a sus televidentes o los profesionales involucrados, pero a los ojos de mis papás no me aportaban mucho, claro que veía caricaturas y ¡hasta Xuxa!). Además, en ese tiempo no teníamos Cable, nuestros canales eran los abiertos, por lo tanto no era amplia la programación que ahora se tiene.

Eso me trae otro recuerdo: “hacer tierra”. La verdad nunca entendí cómo se “hacía tierra”. Pero era tan cómico tratar de agarrar la señal (del canal que queríamos ver) y mover de un lado a otro la antena “de conejo”, y si no daba entonces la movíamos hacia atrás y hacia adelante, luego progresando poco a poco, un brazo ya ayudaba a la señal pero era la otra que teníamos que seguir girando hasta que agarrara una imagen o sonido decente, pero después era agarrar otro cable que estaba conectado a la parte trasera no recuerdo si a la antena “de conejo” o al televisor (que por supuesto era enorme, una pantallota pero no en pulgadas sino en peso). La cosa era agarrar ese cable y moverlo y fijarlo en algún lugar a que “hiciera tierra” y así era como podíamos tener una imagen clara y sonido perfecto. Con el cable en medio atravesando a la familia pero imagen y sonido perfectos. El drama era cuando acababa el programa y queríamos ver otro canal… =/

En fin, Los Años Maravillosos no solo era comedia basada en los hechos de finales de los 60s e inicios de los 70s en EUA sino también era drama. Todo giraba alrededor de esta familia y narrada en primera persona por el hijo menor. Recuerdo que tenía unas puntadas muy buenas que aún yo sin entender muchas de ellas, cuando mi papá me las explicaba nos atacábamos de risa y es hasta ahora que usamos algunas frases del programa. Claro, como era tele abierta, nos doblaban la serie, seguramente le adaptaban frases más “latinas” por así decirlo (algo así como las bromas en Shrek que no son las mismas en inglés que en español).

Ahora que decidí volver a ver Los Años Maravillosos, pero ahora como The Wonder Years en su idioma original, se me hace raro escuchas las voces originales de los personajes. En mi memoria Kevin tiene una voz y ahora me la distorsionan. El hecho de ver la serie por varios años, incluso las repeticiones, y ver cómo los personajes van creciendo en la realidad es impresionante.

No recuerdo cuándo o por qué, pero estoy segura que cuando entraba a la secundaria ya no veíamos el programa, o al menos ya no juntos, yo no recuerdo haberlo visto más. El que mi hermana se fuera de la casa también marcó un gran cambio en la rutina familiar, y fue por esos años finales de mi primaria cuando mi hermana se “independizó”. Tal vez ya no veíamos el programa porque lo dejaron de pasar, o porque se acabó. No recuerdo ni el primer episodio ni el último, no recuerdo ni siquiera si lo veíamos en orden o sistemáticamente (como es ahora que sé que los lunes pasan el nuevo episodio de Grey’s Anatomy por ejemplo).

Tengo un vago recuerdo que en universidad mi papá estaba en la sala viendo tele cuando se topó con el programa y nos avisó, mi mamá y yo nos unimos a él y recordamos el episodio. Incluso tratamos de ver qué dia era y qué horario para verlo de nuevo. No recuerdo el canal pero era domingo. Tal vez se nos olvidó el siguiente domingo pero fue algo muy casual y no se volvió a dar.

Después, surgió una serie muy similar, con el mismo corte solo que es española, y narran igual la década de los 70s entrando a los 80s en España. La tomamos como pretexto para reuniones familiares. Pasaban los domingos a las 9pm por Canal 22, era perfecto. Aunque mi hermana no vivía con nosotros pero llegaba los domingos a comer y se iba después de Cuéntame Cómo Pasó. El hábito se fue perdiendo por falta de tiempo de mi hermana y luego mis papás se mudaron y… bueno… pues se dividieron los miembros.

Tantos recuerdos en este momento me llegan y pasan tan rápido que no me da tiempo de recordarlos todos y escribirlos, describirlos y sentir melancolía al mismo tiempo. Pero fueron bellos momentos, creo que esos fueron mis años maravillosos =)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s