La bandera guardada

En los dos años que he tenido la oportunidad de vivir en Alemania, sólo he visto que los alemanes se vuelva patrióticos cuando hay football.

En el 2012 fue por las Olimpiadas en Londres. Este año 2014 es por el Mundial en Brasil.

De ahí en fuera su patriotismo es casi nulo. No diría reprimido porque no es que lo escondan. Es que no lo tienen.

Debido a su historia, todo ha empezado por el nacionalismo. Un tipo que creyó que Alemania debía ser habitada por sangre pura, nadie deforme, nadie débil, nadie raro y mucho menos nadie más fuerte que los mismos alemanes. En fin, esa mancha negra en su historia les ha dejado en claro que el nacionalismo, por lo menos aquí en Alemania, no tiene buenos resultados. Así que si a algún alemán que viva en cualquier otro país se le pregunta qué es lo que más extraña de su país, no va dar una larga lista. Simplemente creerá que no es tan importante. Al menos no desde la generación de la post guerra.

La educación es así, no se exalta la patria. Es y está por varios factores pero no es lo máximo que le ha pasado a sus habitantes. No se usa uniforme ni se canta el himno nacional más que en eventos oficiales, como el football.

Pero no como en México que por lo menos en la primaria, a mi me tocó que todos los lunes había ceremonia a la bandera y símbolos patrios, es todo un honor ser parte de la escolta y mucho más ser el abanderado. Se canta el himno e incluso hay competencia entre escuelas para ver cual canta mejor. Incluso en los clubes de scouts se tienen que hacer honores a la bandera mexicana y luego a la del club.

Pero en Alemania no es común eso. Se tiene prohibido. Hay personas que ni siquiera saben qué significan los colores de la bandera, el águila y no se saben el himno.

Sólo con el football de grandes ligas (european championship, world cup y olympics) es cuando salen a relucir el negro, rojo y dorado en pulseras, collares de flores, sombreros, banderitas para las ventanas de los autos, cubierta de espejos retrovisores, pintura en mejillas, y la bandera misma de tela que ha estado guardada todo este tiempo está colgando de balcones o, si se ganó un partido, sobre la espalda del aficionado.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s