Análisis

Estas dos últimas semanas fueron de mucha actividad, buenas experiencias y momentos, pero fue demasiado activa para mi, en el trabajo, con los amigos, en pareja… todo valió la pena, no me quejo, pero fue necesario para mí tomar una pausa. Así que tomé “vacaciones” desde el jueves pasado que fue día público hasta el siguiente lunes que también será día oficial y no hay trabajo.

Creo que ha coincidido con el clima (lluvioso, la temperatura bajó y ha estado nublado) y yo, como lo ha determinado Schatzi, soy como una lagartija, me activo con energía solar. Y vaya que sí he aprovechado a descansar y abandona la rutina estos últimos días. No me baño temprano, no hago nada más que cositas de trabajo pero que no me causan sufrimiento hacer, que no me toman mucho tiempo y que me permiten hacer otras cosas a la vez.

Me he analizado y he analizado otras cosas a mi alrededor. Por ejemplo, la más escalofriante fue hoy, me di cuenta que últimamente huyo del silencio. Yo solía disfrutar el silencio, para mi era tan importante como escuchar los sonidos a mi alrededor. Al silencio también se le debe respeto y tiempo. Y hoy me di cuenta que al ir a preparar mi comida ya estaba regresando por el teléfono para poner música. Cuando lo hice consciente me detuve y me regresé y hasta dije en voz alta: por qué la necesidad de escuchar música, he escuchado música y viendo la computadora con altavoces durante toda la mañana, por qué no puedo disfrutar el estar a solas y sin música de fondo?

Empecé a pensar en voz alta, a cantar (cosa que hace mucho que no hago sin música de fondo), a hacer consciente lo que hacía en ese momento, cómo lo hacía y por qué. Y finalmente, llegó la creatividad. Mi cerebro tuvo un impulso de inspiración. Desgraciadamente lo interrumpí cundo regresé a la computadora con mi comida lista.

Ese es otro hábito que comencé desde el DF cuando empezaba a vivir sola, ahí si me incomodaba comer sola, a solas, sentada en silencio sola sobre la mesa. Ahí empezó el mal hábito de comer viendo algo. Sé que está mal, pero aún no lo logro cambiar. Aún no me gusta comer sola en silencio. Crecí en una familia donde comíamos juntos y había sobremesa. Aunque yo no hablara (por ser la callada introvertida que no tenía nada nuevo que contar) pero escuchaba a los demás. Aprendí a escuchar a personas, pero no los demás sonidos.

Aquí no me molesta comer en silencio con Schatz, aunque no veamos nada, si aún hay luz, incluso cuando llueve, ayuda el que tengamos un sofá en L en la sala con un gran ventanal que da hacia el Sur. Podemos sentarnos de frente al ventanal con nuestros platos, comer y observar a la distancia, escuchar y ver los trenes pasar, los edificios a lo lejos, los ciclistas y peatones que pasan por la avenida, las aves que vuelan sobre las vías del tren… pero yo sola no puedo, no se me da. Me distraigo, me aburro y opto o por irme a sentar a la compu, o tomar el teléfono o la tableta y navegar.

He disfrutado estos días de “inactividad”. Entre comillas porque la verdad he hecho cosas, no siento como que he sido inútil y no he hecho cosas productivas, porque las he hecho. Pero igual es rico de vez en cuando quedarte en pijama, saber que no hay prisa, no hay cita, no hay obligación y puedes tomarte tu tiempo, o puedes tomártelo y no hay problema. Cero presión. Sé que para le viernes ya estaré con toda la energía recobrada y para el Martes estaré con toda la actitud para volver a la “rutina” que para mí es una bendición que realmente lo que hago, nunca es rutina, siempre cambia. Me gustan los cambios, pero no tan seguidos, ni tan obligatorios o de golpe. Siempre aprendo algo nuevo, estoy en constante movimiento.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s