Festival y Fresas

Este fin de semana fue tranquilo pero productivo a la vez. No nos quedamos en casa solo a flojear, la verdad el clima estuvo lindo comparado con los días anteriores y aprovechamos que no llovía y nos salimos a pasear.

Empezó con el Sábado en la iglesia, amaneció nublado pero aún asi fuimos a escuela sabática y de ahí regresamos a casa a comer un tagliatelle de chile que compramos en el convento de Ziegelhausen (de cuando fuimos a la caminata y epxloración de hierbas silvestres comestibles). Pues por fin llegó el día para probar la pasta con un pesto hecho en casa de hojas de zanahoria… qué delicia! lástima que después del pesto tomamos una siesta porque me dio gastritis :/ pero bueno… y eso que no me acosté! estuvimos sentados de conchita y así dormimos… bu.

Después, despertamos y vimos que el sol estaba saliendo y aprovechamos a ir a Mannheim. Nos encontramos con el Mannheimerstadtfest y pues por qué no, nos quedamos. Habían salichichas, cerveza y música en vivo, pero estaba caótico el centro cerca del Wasserturm, nos engentamos y mejor nos fuimos a caminar a los alrededores, explorando callecitas y tiendas. Pasamos por el cine y vimos la cartelera y nos animamos a ver la película co-producida por Ryan Goslin: “Lost River”, vaya que está loquísima la película pero sí la recomendaría. Visualmente es buena, está bien actuada y ay apá! el soundtrack fue lo mejor para mí. Salimos sacados de onda pero creemos que valió la pena la espontaneidad.

El domingo hicimos hot cakes con nutella (auspiciado por Buzzfeed Video) y fue un fraude… no nos salieron, pero estaban ricos de todas maneras 😛

Después íbamos a hacer un poco de jardinería porque tenemos varias cositas que transplantar (tomate, lavanda y basílico) pero pensamos que lo mejor era tomar una siesta… y así fue, el cielo gris nos convenció. Cuando despertamos, nuevamente se aclaraba el cielo, aunque no con un sol brillante, pero decidimos ir a las granjas de Eppelheim en bici para recolectar fresas. Ujuuuuu!

Es la segunda vez que lo hacemos, es lo mejor, es una gran experiencia y disfrutar de escoger las fresas, comerlas, uf uf uf! es incomparable. Lo volvería a repetir cada quince días hasta que se acaben las fresas. Fueron 15km de bici ida y vuelta, y aunque montar bici es (además de nadar) uno de los mejores remedios y ejercicios para mis rodillas, fue muy doloroso el resultado. Manejé casi todo el tiempo con engranaje 4, Schatz con 3. En subida le bajaba a 1 porque estaban pesadas las rampitas pero creo que si le eché demasiado esfuerzo. Pero qué vista! Disfruto mucho cuando vamos a montar bici fuera de HD (que no es tan seguido) porque pasamos por granjas, establos, campos llenos de trigo y maíz, y puedes ver el crecimiento de las plantaciones. Es muy padre, habiendo nacido y crecido en ciudad nunca viví estas experiencias. Nunca tan de cerca, siempre fue en auto de pasadita y rápido cuando íbamos a provincia con mis papás. Porque siempre llegábamos al rancho de una tía o la casa de la prima pero el rancho de la familia de mi mamá pues ahi estaba pero ya vivía otra familia. Lo más cercano a una experiencia así para mí fue ver a las gallinas y pollos o pavos y después ver cómo los descuellaban para comer. Nunca ví de cerca, solo veía como correteaban al ave y de ahí nada más el proceso de desplume. O ver cómo traían pescado y los descamaba mi tía y lo preparaba para asar. Muy rico, por cierto.

A mis papás les gusta pueblear, es lo mejor de viajar en auto dentro de tu país. Eso de viajar en avión con toda la comodidad sin oler el fertilizante natural de caballos, vacas y pollos no es lo mismo. Y solo llegar a hotelito y no salir de la alberca tampoco es tan divertido. La cosa es salir y caminar las calles del pueblito, comer en los mercaditos, donde el pueblo come, ahí está la mejor comida. Me acuerdo que mi papá siempre preguntaba a algún nativo desde la ventana: oiga, qué lugar me recomienda que tenga le mejor sazón del lugar para ir a comer con mi familia? y las personas siempre querían sugerir un restaurant nomás por ver que veníamos de la “gran ciudad” y en auto, pero mi papá insistía: no pero un lugar que usted me recomiendo, donde haya ido usted a comer, o dígame dónde está el mercadito pues… y ahí es donde le contestaban la puritita verdad y sugerían el mejor local. Y sí… muchas veces era el mejor lugar para comer.

Pero de eso a recolectar fruta, sacarle leche a las cabritas o experiencias así… nunca. Creo que por eso atesoro estas vivencias. Son mi primera vez y para los de aquí es tan común…

Gracias HD por estas nuevas experiencias, gracias Schatz por traerme 🙂

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s