Intentar

«Pues bien… después de tantos años intentando luchar por esta carrera, de intentar seguir en ella cada día porque es lo que quería hacer, pues me hago cuenta de que hay demasiados obstáculos que quizá signifiquen algo: La verdad es que yo nunca he creído en esto. Si algo se pone difícil no es que no sea para ti, no es que el mundo esté diciendo que no es para ti, es simplemente que lo tienes que intentar con más ganas y ya está. Sin excusas.

Y sigo creyendo eso pero es que después de intentarlo tantísimo y de tantos obstáculos que se me ponen cada mes de que me vaya todo muy bien y que pase algo que lo arruine… pues he llegado a un punto en el que he luchado todo lo que podía luchar por quedarme en esta carrera, por seguir en ella, porque es lo que quería hacer. Pero también, ha llegado un punto en el que no me quedan fuerzas, no tengo más ganas de luchar por ello. Cada vez que avanzó 2 pasos retrocedo 10, me está estresando mucho, no puedo con este estrés.

Yo sé que es complicado entender porque es una cosa de muchos meses y cada vez que lo cuento a alguien, lo cuento en cinco minutos y a lo mejor me dicen: “pues búscate una solución”, “pues ya tendrás algo”, “ya encontrarás algo” y pues no, pues busco soluciones cada día y no las encuentro. Busco cada día hacer algo mejor y no me sale, y la verdad entristece y estresa mucho que nadie consiga entenderlo y que todo el mundo te quiera solucionar la vida simplemente diciendo “dale tiempo al tiempo”. Entristece mucho y cansa mucho.

No creo que nadie vea lo desmotivador que es esto si no pasas por ello. Querer luchar por lo que quieres hacer, pero que tras cuatro años cuando todo lo que veías bonito resulta que vuelves al inicio, vuelves a estar en cero. Entonces mucha gente, yo incluída buenas ocasiones, hemos llegado a pensar que he perdido cuatro años de vida y puede que sea así en cuanto a estudios. Pero también me he dado cuenta de que ha ganado muchísimas otras cosas que no habría ganado de otra forma.

Una de ellas es que, el estár sola en un país, te hace madurar muchísimo. Aunque así siga habiendo gente que te diga que no has cambiado nada y que bla bla bla, pero sinceramente la forma en que uno madura, personalmente es una cosa que creo que sólo uno se da cuenta. Interiormente la forma en la que pienso, la forma en la que hago las cosas, es una forma mucho más madura y mucho más lógica.

Otra cosa que he ganado es que he llegado a perfeccionar el aleman hasta un punto en el que estoy orgullosa del alemán que hablo. No necesito pensar en lo que voy a decir, no necesito mirar el diccionario porque, si me falla una palabra en mi cabeza, siempre tengo un sinónimo, o sea, si hay una cosa en la que estoy orgullosa y de la que estoy contenta conmigo misma, es la forma en la que he aprendido idiomas.

Y quizá haya gente que diga que me lo creo mucho con los idiomas, pues mira, si. Si estás contenta aunque sea con una cualidad tuya, no hay nada mejor que puedes hacer y, sinceramente lo que la gente piense u opine de lo que tú sabes, no te va a quitar el hecho de que tú lo sabes y de que tú estás contenta contigo misma.

El caso es que ningún tiempo es perdido a no ser que te pongas ocho días a ver la tele sin moverte del sofá. Entonces sí has perdido el tiempo. Pero en todo tiempo estás aprendiendo, estas avanzando. Realmente no lo has perdido.

Pero el caso es que siempre hay solución para todo. Unas veces tarda más, otras tarda menos, pero no hay que rendirse cuando algo se nos cruza en el camino.

Que no entráis a una universidad, pues buscad otra. Buscad otras carreras que te interesen. Que no os admiten en un trabajo, no pasa nada. O sea, sólo este mes me han rechazado ya en seis trabajos y aquí sigo. Hay a otros 2.000 trabajos ahi fuera para los que yo podría entrar más que a la talla.

Y habló de mí pero tú, vosotros, todos, también podéis hacerlo. Es decir, que yo creo que a veces lo que nos hace mucha falta es ser nuestro mejor amigo y esto lo digo en serio. Porque, no sé, durante mucho tiempo yo he sentido que yo era yo, pero no era amiga de mi misma. Todo hay que decirlo. A veces es importante recordarte lo que sabes hacer. Recordarte que vales, recordarte que no estás en el mundo sólo para ocupar espacio. Estás en el mundo por algo; y recordarte sobre todo, lo que puedes llegar a ser, lo que quieres llegar a ser; y luchar por ti mismo.

Nadie va a venir a decirte “déjalo, lo hago yo por ti”. “No te preocupes, este problema te lo soluciono yo”. Absolutamente nadie.

Por favor nunca os deis por vencidos. Y si yo puedo superar obstáculos, vosotros más que de sobra lo superaréis mil veces mejor que yo. Así que bueno, no todo me va perfecto, no todo hago así (tronando los dedos) y me sale. No es así para nada.

Y que entiendo muy bien los que estéis pasando por un mal momento en Alemania, porque desde que llegué, yo siempre he tenido que que superar obstáculos como cualquiera de vosotros. Así que quería compartirlo con vosotros. Quería que vierais, que empatizo con muchas cosas que pasan ahorita, me pasa. Y que la única forma de salir adelante es intentarlo e intentarlo e intentarlo. Que ese es el único secreto detrás de todo.

Así que lo dicho, apoyaos a vosotros mismos. Sed vuestros amigos y recordad siempre que podéis hacerlo y que lo vais a hacer.»

Andy GM

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s