Mujer

Soy mujer y a veces me da pena decir que hace algunos años tenía un amigo meramente para onda sexual. ¿Por qué me da pena? Porque soy mujer y soy juzgada por ello.

Lo mismo pasa cuando externo que anduve con dos personas al mismo tiempo.

Y peor si mencionara que, por un tiempo muy muy corto, anduve incluso con tres personas al mismo tiempo: una mujer, mi compañero sexual y uno a distancia.

Honestamente, ¿qué pensarías de mi si te digo que tengo un amante? ¿Me lo celebrarías como tal vez se le celebra a un hombre por tener a dos viejas, o por haber tenido un trío? Ahora, ¿sería juzgada más por los hombres… o por otras mujeres?

Y por si fuera poco, igual me siento mal al decir que mis primeros dos años en Europa me sentía una ama de casa. Y aún siento como si lo fuera por el simple hecho de trabajar desde casa, pero los demás lo perciben como si estuviera trabajando en cosas de la casa:  limpiando, lavando, planchando y cocinando. A pesar de que mi pareja hace el 70% de las rutinas mencionadas.

Aún viviendo en un país donde la mujer tiene más derechos que en México, hay mujeres que juzgan a su mismo género y aún se nota esa diferencia de respeto al hablar con alguien, especialmente en ventas o medicina. La conversación es dirigida hacia el varón a pesar de ser la mujer quien está haciendo la pregunta.

He tenido ya dos experiencias desagradables tan sólo en los últimos 12 meses: el primero fue un hombre que me tocó por atrás en un túnel y el segundo fue un acoso en la estación principal de trenes en ésta ciudad. He sentido la necesidad de buscar entrenamiento para defenderme y comprar un spray de pimienta. Cosa que jamás tuve que hacer ni en la Ciudad de México.

Y qué hay de escoger una profesión, actividad, hobby? Cuántas mujeres se ven jugando X-Wing tabletops o Magic? Qué si decido levantar botes de basura aunque estén super pesados y que me digan que eso es labor de hombres porque se requiere más fuerza? O al elegir una carrera, hacen campañas de “puedes ser quien sea que quieres ser” pero lo hacen más para ser mujeres en la ciencia, mujeres astronautas o ingenieras (porque comúnmente, la mayor audiencia son hombres). Pero y si una mujer quiere dedicarse a ser madre y ama de casa es juzgada y criticada e incluso calificada como pro-machista. Dónde queda entonces la libertad de elección, si en el fondo para nosotras es una elección ser madre, o no, ser astronauta, o no, ser ama de casa, o no, ser ingeniera, o no.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s