Cinco

El Neckar

A post shared by Ale MaGu (@untovilordo) on

Hoy hace cinco años que vivimos Heidelberg como una prueba de cómo sería establecernos aquí. Fue una semana solamente y estuvieron llenos de sol, tranquilidad, limpieza, seguridad y me pareció muy pero muuuy pequeña. La caminé en una tarde casi todo a lo ancho y no estaba para nada cansada. Bueno, eso es lo que pensé. Años después aprendería que de hecho no fue todo lo ancho de la ciudad y que precisamente eso, era una ciudad, no un pueblito.

Los siguientes Marzos no fueron para nada como ése primer viaje prueba. Hasta este año. Hay sol, tenemos una temperatura de día de 15C y está agradable. No me quito el sweater pero ya no estoy con ropa térmica y bufanda.

Me consta que la menosprecié por dos años, o un poco más, y ahora me cuesta pensar en vivir en una ciudad grande nuevamente o tan bonita y con tanta naturaleza y gente amigable. Pero bueno, se tiene de todo. No sólo es felicidad y tranquilidad. Al fin y al cabo, es una ciudad.

No me arrepiento de haber dicho que si.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s